Epistaxis: El sangrado de la nariz (epistaxis) es una urgencia común y muchas veces como trivial.

Epistaxis o sangrado de la nariz de hemorragias en primeros auxilios



Pero una persona puede perder cantidades considerables de sangre por hemorragia nasal. La sangre que viene a la nariz puede ser solo una fracción de la pérdida total de sangre, pero usualmente mucha sangre fluye hacia la garganta y es tragada.

La epistaxis puede ser causada por:

  • Lesión facial
  • Infección nasal o sinusitis
  • Presión sanguínea alta (solo en casos muy contados)
  • Alteraciones sanguíneas que favorecen la hemorragia.
  • Fractura de cráneo
  • Tratamiento de la epistaxis simple:
  • Mantenga la víctima sentada y levemente tirada hacia delante a menos que haya signos de shock.
  • Manténgala tranquila.
  • Pince con 2 dedos las ventanas de la nariz.
  • Aplique una bolsa de hielo, si hay disponible, sobre la nariz.
  • La víctima con hemorragia nasal difícil de cohibir, debe ser llevada hacia un hospital.

En el caso de sospechar una fractura de base de cráneo, el intentar parar una hemorragia nasal puede ser peligroso, porque si se impide el escape de sangre por la nariz, ésta se puede acumular dentro del cráneo, elevando la presión intracraneal y dar como resultado un daño cerebral.