La escena de una emergencia corresponde a cualquier lugar donde se encuentra una persona enferma o lesionada.

Escena de emergencia en primeros auxilios

Puede ser una tarea realmente sencilla o extremadamente complicada. Por ejemplo, puede consistir en una habitación segura y aclimatada con una persona quejándose de fuerte dolor de pecho. O bien en una víctima atrapada en un derrumbe con perdida de gas y cables eléctricos a su paso. Durante esta etapa consideramos primero la seguridad y luego las fuentes de información. Con respecto a la seguridad, conviene no intervenir si la escena no es segura, esto no solo puede imposibilitar la atención de la víctima, sino que lo mas probable es que provoque mayores desastres.


Tomemos como ejemplo un accidente en la vía pública con una víctima atropellada. Si no se asegura la escena controlando el tránsito vehicular,   existen muchas probabilidades de que el auxiliador sea arrollado en plena labor, transformando la escena de una víctima en una de dos.

Recuerde: HÉROES MUERTOS NO SALVAN VIDAS.

En cuanto a las fuentes de información se debe seguir el siguiente orden:

1- Interrogue a la victima: Un paciente consciente es la mejor fuente de información que podemos hallar. Es el más indicado para narrarnos lo ocurrido y para informarnos sobre sus dolencias y/o injurias. Más adelante veremos como actuar si la victima esta inconsciente o es de fuente no confiable.

2- Pregunte a otros respondientes: Es posible que se encuentren otros respondientes en la escena. Estos pueden estar más o menos entrenados que nosotros. Trate de mantener un dialogo que promueva la confianza y el respeto mutuo.

3 – Preguntemos a familiares y testigos: Esto no debe interferir con su principal objetivo, que es llegar a la victima. No se distraiga conversando con ellos, ni detenga su paso.

Los testigos presenciales son de gran utilidad y consisten en un importante fuente de información, que nos orientara sobre lo ocurrido, la localización de los golpes, etc. Es importante designar a una soja persona para que hable, pues todos los espectadores querrán dar su versión. Los familiares son muy valiosos para comunicarnos la condición médica preexistente.

4 – Investigue los mecanismos de la lesión: Tómese unos segundos para visualizar, como si de una película se tratara, la forma en que ocurrió el accidente, basándose en las señales que usted encuentre en la escena. Esto como veremos mas adelante le será de gran utilidad para sospechar lesiones no evidentes.

SEÑALES: Todos aquellos elementos visibles en la escena que nos serán de utilidad para deducir lo que sucedió.

5 – Investigue rastros de sangre: Este es un dato muy importante para que los profesionales puedan actuar acorde a la cantidad de sangre perdida.

Una vez terminada la evaluación de la escena de la emergencia, pasaremos a lo que se denomina EL PRIMER CONOCIMIENTO.