Ya que todo órgano en el cuerpo depende de una continua corriente de sangre para establecer de oxígeno y nutrientes, virtualmente cualquier agujero en el sistema vascular a través del cual la sangre escapa de la circulación es potencialmente peligroso.

Hemorragias internas externas hemorragia venosa arterial y capilar

Cuando ésta sale de algún tubo del sistema vascular, se llama sangrado o hemorragia (Hemo: sangrado, rragia: fluido profuso). La seriedad de la hemorragia depende de cuanta sangre se ha perdido (también influirá el calibre del vaso herido), con que velocidad se pierde, y cuanto tiempo ha pasado desde el comienzo de la misma. Las hemorragias pueden ser externas, visibles en una herida en la superficie del cuerpo, e internas, la cual tiene lugar en el interior del cuerpo.

HEMORRAGIAS

HEMORRAGIAS EXTERNAS

Las  hemorragias externas  son  aquellas  que  pueden  ser vistas  porque  vienen  de  la superficie de la herida. En teoría se pueden clasificar, de acuerdo a su fuente en: venosa o capilar.

Hemorragia Arterial: Se caracteriza porque la sangre es de color rojo brillante, su salida es abundante y en forma intermitente, coincidiendo con cada pulsación. La fuerza con la cual la sangre sale a través de una lesión significativa en una arteria, hace que el trabajo de taponamiento de las plaquetas sea más difícil, ya que cada vez que ellas comienzan a hacer un coágulo en el lugar, otro chorro de sangre pasa y lo retira.

Hemorragia Venosa: Son mas lentas y con un fluido firme de sangre roja oscura. Dado que la sangre está bajo una menor presión en el lado venoso de la circulación, la hemorragia venosa es, de cierta forma, más fácil de controlar y de cesar por sí misma que una hemorragia arterial.

Hemorragia capilar o superficial: Compromete solo los vasos sanguíneos superficiales que irrigan la piel; generalmente esta hemorragia es escasa y el fluir de la sangre es lento, que generalmente sella por sí mismo. Las hemorragias capilares no representan peligro por la pérdida de sangre, siendo el mayor riesgo que éstas envuelven, la contaminación por bacterias.

HEMORRAGIAS INTERNAS

Usualmente  no  visibles,  éstas  pueden  ser  muy  serias.   La hemorragia,  aún  cuando  sea  ligera,de cualquier orificio del cuerpo es seria, ya que implica una fuente interna de hemorragia la cual puede no ser evidente de inmediato. Probablemente, la causa más común de hemorragia interna son los golpes o contusiones.

Algunos otros ejemplos de hemorragias internas son:

  • Hemorragia de una úlcera estomacal.
  • Hemorragia de una fractura cerrada.
  • Hemorragia de un vaso lacerado.

Los signos que pueden apuntar una hemorragia interna son aquellos que indican el desarrollo de un shock hipovolémico:

  • El pulso se vuelve débil y rápido.
  • La piel se vuelve fría y húmeda.
  • Los ojos están apagados (sin brillo), las pupilas pueden estar dilatadas y responden lentamente a la luz.
  • La presión sanguínea baja (tardío)
  • La víctima usualmente puede estar sedienta.
  • Casi invariablemente ansioso/a.
  • La víctima puede estar nauseosa y vomitar.

Otros síntomas: Abdomen muy sensible o rígido, hematomas en diferentes partes del cuerpo. Pérdida de sangre por el recto, vagina o en heces (melena). Vómito con sangre (hematemesis). Fracturas cerradas.