El melanoma es una enfermedad por la que se forman células malignas cancerosas en las células de la piel llamadas melanocitos células que dan color a la piel.

HealthDay News – Casi un tercio de los pacientes de melanomas avanzados que recibieron nivolumab, un nuevo medicamento inmunológico, experimentaron reducciones en el tamaño de los tumores, revela un estudio preliminar.

Dado que estos tipos de medicamentos típicamente han reducido los tumores en apenas del 5 al 10 por ciento de los pacientes en estudios anteriores, los nuevos resultados representan un impulso para la inmunoterapia en general, anotaron los investigadores.

Creo que el nivolumab es un verdadero avance para los pacientes de melanoma metastásico, y probablemente también de otras enfermedades”, aseguró en un comunicado de prensa el autor del estudio, el Dr. Mario Sznol, profesor de oncología médica del Centro Oncológico de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.


El alto nivel de actividad observado con este fármaco abre varias avenidas para investigaciones futuras para comprender y afrontar las formas en que los tumores evaden al sistema inmunitario. Estamos muy emocionados porque hay un potencial de incluso más actividad en combinación con otros fármacos, añadió Sznol.

Una experta que no participó en el estudio también se mostró optimista sobre los resultados.
El nivolumab muestra una promesa emocionante para los pacientes que sufren de una enfermedad que de otra forma es letal, el melanoma metastásico, comentó la Dra. Michele Green, dermatóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. El hecho de que el 30 por ciento de los pacientes mostraran mejoras con este medicamento de inmunoterapia es sorprendente, dado que algunos de estos pacientes sufrían la peor forma de la enfermedad.

El estudio fue financiado por el fabricante del medicamento, Bristo-Myers Squibb, y fue presentado el sábado en Chicago en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica American Society of Clinical Oncology, ASCO. Los hallazgos presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Según los investigadores, el nivolumab funciona al centrarse en los receptores celulares PD-1, localizados en las células T del sistema inmunitario. Se sabe que esos receptores funcionan como los “porteros” del sistema inmunitario, y al funcionar para abrir esas puertas, el sistema inmunitario del paciente se activa para combatir al cáncer.

En el nuevo estudio participaron 107 pacientes. Todos habían sido tratados anteriormente con formas múltiples de terapias estándares, que no lograron detener la enfermedad.

Tras el tratamiento con una de cinco dosis distintas de nivolumab, el equipo halló que el 31 por ciento de los pacientes experimentaron una reducción mínima del tumor del 30 por ciento mediante las varias dosis.

Se calculó que el 43 por ciento de los pacientes sobrevivieron dos años tras el tratamiento, dijeron los investigadores, y actualmente se proyecta que la supervivencia promedio de los pacientes con todas las dosis de tratamiento es de casi 17 meses.

En un comunicado de prensa de la ASCO, la Dra. Lynn Schuchter, experta en el melanoma, afirmó que los resultados son realmente sorprendentes.

Los hallazgos confirman que ‘acelerar’ al sistema inmunitario es un método potente para la reducción del melanoma, afirmó Schuchter, quien también es vocera de la ASCO. Los pacientes de melanoma viven más y mejor con estos nuevos tratamientos.

Sin embargo, aunque los participantes del estudio fueron descritos como pacientes típicos de melanoma avanzado, los hallazgos de la investigación se ven moderados por el hecho de que no fue un ensayo clínico aleatorio y no comparó el impacto del nivolumab de forma directa con el rendimiento de otros fármacos.

Pero aunque esto no fue un ensayo clínico aleatorio, contó con un número considerable de pacientes, y la durabilidad de las respuestas es una señal muy promisoria de la actividad clínica, planteó Sznol en el comunicado de prensa.
Se inició un ensayo aleatorio de fase III que busca confirmar estos hallazgos iniciales.

Otra experta concurrió en que el fármaco ejemplifica la promesa de las inmunoterapias en general.

Los melanocitos se encuentran en la parte inferior de la epidermis. Elaboran melanina, el pigmento que confiere a la piel su color natural. Cuando la piel se expone al sol, los melanocitos elaboran más pigmento, con lo cual la piel se broncea u oscurece.

Los resultados de este estudio son realmente sorprendentes y demuestran que la inmunoterapia puede realmente plantear una diferencia para muchos pacientes de melanoma, aseguró la Dra. Yvone Saenger, profesora asistente de hematología, oncología y dermatología de la Facultad de Medicina Icahn del Centro Médico Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Saenger, que no participó en el nuevo estudio, anotó que las inmunoterapias anteriores, como la interleucina 2 e incluso el Yervoy, solo pueden ayudar a una pequeña minoría de los pacientes, pero el nivolumab parece rendir mucho mejor.

En cancer.gov se puede ampliar un poco mas sobre melanoma:

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Protege el cuerpo de la temperatura, la luz solar, las heridas y las infecciones. La piel tiene dos capas principales: la epidermis capa superior o externa y la dermis capa inferior o interna.

Hay tres tipos de cáncer de piel:

  • Melanoma.
  • Cáncer de piel de células basales.
  • Cáncer de piel de células escamosas.

Cuando el melanoma comienza en la piel, la enfermedad se llama melanoma cutáneo. El melanoma también se puede presentar en las membranas mucosas capas finas de tejido húmedo que recubre superficies como la de los labios. El presente sumario del PDQ trata sobre el melanoma cutáneo piel y el melanoma que afecta las membranas mucosas. Cuando el melanoma se presenta en el ojo se llama melanoma ocular. Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre el Tratamiento del melanoma ocular uveal.

El melanoma es de más agresivo que el cáncer de piel de células basales o el cáncer de piel de células escamosas. Para mayor información sobre el cáncer de piel de células basales y de células escamosas, consultar el sumario del PDQ sobre el Tratamiento del cáncer de la piel.

El melanoma se puede presentar en cualquier lugar del cuerpo. En  los hombres, generalmente se encuentra en el tronco el área del cuerpo entre los hombros y las caderas o en la cabeza y el cuello. En las mujeres, el melanoma se forma con mayor frecuencia en los brazos y las piernas. El melanoma es más común en adultos pero, en algunos casos, se encuentra en niños y adolescentes. Para mayor información sobre el melanoma en niños y adolescentes, consultar el sumario del PDQ Cánceres poco comunes en la niñez.

Los lunares inusuales, la exposición a la luz solar y los antecedentes de salud pueden afectar el riesgo de melanoma.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de padecer de una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a padecer de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se va a padecer de cáncer. Consulte con su médico si piensa que está en riesgo. Los factores de riesgo para el melanoma incluyen los siguientes aspectos:

  • Tener la piel de la cara con las siguientes características:
  • Piel de la cara clara que se pone pecosa y se quema fácilmente, no se broncea o se broncea mal.
  • Color de ojos azul, verde o de otro color claro.
  • Cabello pelirrojo o rubio.
  • Estar expuesto a luz solar natural o a la luz solar artificial como la de las cámaras de bronceado durante períodos largos de tiempo.
  • Estar expuesto a ciertos factores en el ambiente en el aire, el hogar o el sitio de trabajo, y la comida o el agua. Algunos factores de riesgo ambiental de melanoma son la radiación, los solventes, el cloruro vinílico y los BPC.
  • Tener antecedentes de quemaduras de sol con ampollas especialmente en la niñez o la adolescencia.
  • Tener varios lunares grandes o muchos pequeños.
  • Tener antecedentes familiares de lunares anormales síndrome del nevo atípico.
  • Tener antecedentes familiares o antecedentes personales de melanoma.
  • Ser de raza blanca.
  • Tener un sistema inmunitario debilitado.
  • Tener ciertos cambios en los genes que se relacionan con el melanoma.
  • Tener la piel blanca o ser de color claro aumenta el riesgo de melanoma, pero cualquier persona puede presentar melanoma, incluso las personas de piel oscura.

Los signos posibles de melanoma incluyen un cambio en el aspecto de un lunar o área pigmentada.

Estos y otros síntomas pueden ser producidos por el melanoma. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Consulte con su médico si tiene cualquiera de los siguientes problemas:

Un lunar que:

  • Cambia de tamaño, forma o color.
  • Tiene contornos o bordes irregulares.
  • Tiene más de un color.
  • Es asimétrico si se divide el lunar por la mitad, las dos mitades son diferentes en tamaño o forma.
  • Produce picazón.
  • Supura, sangra o está ulcerado se forma un hueco en la piel cuando la capa superior de las células se rompe y se puede ver el tejido debajo de la piel.
  • Un cambio en la piel pigmentada de color.
  • Lunares satelitales lunares nuevos que crecen cerca de un lunar existente.

Para detectar encontrar y diagnosticar el melanoma, se usan pruebas que examinan la piel.

Si un lunar o un área pigmentada de la piel cambian o tienen apariencia anormal, las siguientes pruebas y procedimientos pueden ayudar a encontrar y diagnosticar el melanoma:

  • Examen de la piel: un médico o enfermero revisa la piel en busca de lunares, manchas de nacimiento u otras áreas pigmentadas que tienen aspecto anormal en cuanto a color, tamaño, forma o textura.
  • Biopsia : procedimiento para extraer el tejido anormal y una pequeña cantidad de tejido normal circundante. Un patólogo observa el tejido al microscopio para verificar si hay células cancerosas. Puede ser difícil diferenciar entre un lunar con color y una lesión de melanoma temprana. Los pacientes deben considerar que un segundo patólogo examine la muestra de tejido. Si el lunar o lesión anormal es cáncer, la muestra de tejido también se puede examinar para determinar ciertos cambios genéticos.

Se debe realizar una biopsia de cualquier área anormal de la piel. Estas no se deben afeitar o cauterizar destruirse con un instrumento caliente, una corriente eléctrica o una sustancia cáustica.

Ciertos factores afectan el pronóstico probabilidad de recuperación y las opciones de tratamiento.

El pronóstico probabilidad de recuperación y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El grosor del tumor y el lugar donde está en el cuerpo.
  • La rapidez con que las células cancerosas se multiplican.
  • Si hubo sangrado o ulceración en el lugar primario.
  • Si el cáncer se diseminó hasta los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.
  • La cantidad de lugares hasta donde se diseminó el cáncer y la concentración de lactato-deshidrogenasa LDH en la sangre.
  • La salud general del paciente.