La quemadura es todo traumatismo en los tejidos vivos producidos por variaciones de la temperatura, mayores o menores a las toleradas por el cuerpo humano. Una quemadura puede variar desde una lesión pequeña hasta la forma mas grave de agresión traumática que pueda sufrir el cuerpo humano.

Quemaduras de primer grado segundo grado y quemadura de tercer grado

Las quemaduras graves desencadenan una serie de respuestas generales, y a diferencia de la heridas, necesitan de mas tiempo para cicatrizar y eliminar los tejidos no viables. La presencia de este tejido desvitalizado intensifica la lesión y provoca trastornos de orden general.

Pronostico:

Para formular un pronóstico vital, se toman en cuenta 4 parámetros.

1-   Profundidad

2-   Extensión.

3-   Localización.

4-   Edad del paciente

PROFUNDIDAD

  1. Quemaduras de ler. grado (Tipo A
  2. Quemaduras de 2do. grado: Superficiales (Tipo Aba).y profundas (Tipo Abb) .
  3. Quemaduras de 3er. grado (T.po B)

Quemaduras de primer grado (Tipo A) X Signos y síntomas:

  • Descamación y destrucción de las capas superficiales o solo enrojecimiento.
  • Flictemas (ampollas), ampollas intradérmicas (microscópicas).
  • Enrojecimiento de la piel, piel seca.
  • Dolor intenso tipo ardor. Inflamación moderada. Gran sensibilidad en el lugar de la lesión.

Curan en forma espontánea, sin dejar secuelas. Este tipo de quemadura generalmente es causada por una larga exposición del sol, o exposición instantánea a otra forma de calor (plancha, líquidos calientes).

Quemaduras de segundo grado (Tipo Aba) Signos y síntomas:

  • Destrucción de la epidermis y de gran parte de la epidermis superficial y medial,.
  • Conservación de los anexos cutáneos.
  • Regeneración imperfecta con posibilidad de secuelas graves.
  • Los flictemas son de coloración oscura y generalmente están rotos

Quemaduras de tercer grado (Tipo B)

Destrucción de todo el espesor de la cubierta cutánea. La eliminación de las escaras y la necesidad de injertos es característica para este tipo de quemaduras. Afectan también a los tejidos que se encuentran debajo de la piel como vasos sanguíneos, tendones, nervios, músculos y pueden llegar a lesionar el hueso. No presenta dolor debido a la destrucción de las terminaciones nerviosas.

Quemadura de Quemadura de  Quemadura de Primer Grado  Segundo Grado  Tercer Grado

EXTENSIÓN:

Puede medirse en centímetros cuadrados de la piel afectada o bien en porcentaje de superficie corporal, lo cual permite generalizar conceptos. Un método practico y rápido de calcular la extensión de las quemaduras es emplear la llamada “Regla de los 9″. Esta regla, es fácil de recordar, le asigna el valor 9 a los distintos segmentos del cuerpo:

Cabeza y cuello 9%
Cada miembro superior 9%
Parte anterior del tronco 18%
Parte posterior del tronco 18%
Cada extremidad 18%
Región perineo-genital 1%

LOCALIZACION:

Existen en el cuerpo humano zonas llamadas especiales, por las secuelas estéticas o funcionales que puede dejar una quemadura cuando se localiza en una de ellas. Estas zonas son: cara y cuello, axilas, píanos de flexo-extensión articular de los miembros, manos, pies, zona genital y mamas.

EDAD:

Entre los 12 y 40 años, la respuesta parece ser la misma, pero no sucede así cuando nos aproximamos a los extremos de la vida. Esto determina que, a igual superficie quemada, las posibilidades de recuperación variaran con el individuo.

Valoración de la gravedad de las quemaduras, según su extensión y profundidad:

Leves Moderadas Graves Criticas
1er, grado Hasta 1 0% 1 0 a 30 % 30 a 60 % Más del 60%
2do. Grado Hasta 5% 5a 15% 15 a 40% Más del, 40%
3er. Grado Hasta 1 % 1 a 1 0% 10 a 20% Más del 20%

Primeros auxilios:

  • Retire el agente nocivo, resguardando su propia seguridad.
  • Si la victima es una antorcha humana evite que corra, cúbrala con una manta, o algo similar, teniendo cuidado de no quemarse. También puede hacerlo utilizando agua. No lo haga con un extintor, su contenido es altamente toxico (salvo que le haya sido imposible apagar a la persona de otra forma). Si se ha incendiado el cabello cubra la cara de manera muy rápida para sofocar el fuego y retire la manta inmediatamente para evitar la inhalación de gases tóxicos,.
  • Corte los fragmentos de ropa que se encuentran sin adherir a la victima. Nunca retirar las ropas que se encuentran pegadas a la piel, ya que esto puede desgarrar grandes trozos de tejido.
  • En quemaduras de ler. y 2do. grado, sumerja la parte quemada en agua fría por un lapso de 2 a 5 minutos. No utilice hielo para enfriar la quemadura.
  • Cubra  el   área  afectada  con   apositos   esterilizados   humedecidos   con   solución fisiológica, agua limpia o con un lienzo húmedo.
  • No usar frazadas o toallas ásperas, porque al hacerlo existirá la posibilidad de que la pelusa o las fibras contaminen el área quemada. No aplique presión en la quemadura
  • En  caso de  que  haya  quemaduras  en  los  ojos,  utilice  igualmente  almohadillas  de gasas humedecidas para cubrirlas
  • No aplique ningún medicamento para las quemaduras. Si al llegar al control medico, la victima se presenta cubierta de ungüentos espesos, se retrasa el inicio de actividades para el tratamiento definitivo, puesto que eliminar las preparaciones contra quemaduras representa un proceso largo y tedioso e incluso doloroso para el paciente
  • Cubra las quemaduras de la cara con gasa estéril o tela limpia abriéndole agujeros para los ojos, nariz y boca.
  • Busque si existen otras lesiones.
  • Controle signos vitales.
  • Esté atento a los signos de shock.

LAS AMPOLLAS NUNCA DEBEN ROMPERSE.

En caso de que sea necesario rescatar a alguien en un espacio cerrado con humo toxico, proceda de la siguiente manera:

Abra la puerta con el pie, colocándose a un lado de ésta para evitar quemaduras o asfixia por las llamas u gases provenientes del recinto. Para entrar al recinto gatee por el piso, cubriéndose previamente la boca y la nariz con un pañuelo húmedo y en lo posible lleve otro para proteger a la victima. Saque a la victima arrastrándola para evitar mayor inhalación de humo y gases ya que estos (en su mayoría) se acumulan en la parte superior del recinto. Colóquela en un lugar seguro. Valore el estado y lesiones, de los primeros auxilios pertinentes.

Recuerde que cuando una persona ha estado en una explosión, además de las quemaduras bien puede haber sufrido otro tipo de lesiones en los tejidos blandos y fracturas en los huesos. Tales lesiones, por otra parte, pueden haber sido causadas por esfuerzos hechos por las personas para escapar del fuego, y en caso de existir, deberá atenderlas de la manera acostumbrada.

RECUERDE:

PRÍMERO SU SEGURIDAD. ¿SI ALGO LE SUCEDE…, QUIEN HARÁ EL RESCATE?