TRAUMATISMO A NIVEL MÚSCULO ESQUELÉTICO – Traumatismo a nivel óseo

Fisura: Es la ruptura del hueso sin llegar a la separación de las partes.

Fractura: Es la perdida de la continuidad de un hueso.   El hueso  se rompe separándose en dos o más partes.

Traumatismo Musculo Esqueletico fractura fisura desgarro esguince calambre

Tipo de fracturas

  • Fractura interna o cerrada: Es aquella que la piel no ha sido penetrada por el hueso desde adentro y no existe una herida cerca de la fractura.
  • Fractura externa o abierta: Es cualquier fractura por la cual la piel que la cubre ha sido dañada. Sin importar la extensión y la severidad de la lesión en la piel, cualquier fractura en la cual la cubierta protectora de la piel ha sido dañada es considerada una fractura abierta y expuesta. Las fracturas abiertas son mas serias que las cerradas porque producen mayor pérdida de sangre, pero lo mas grave es que el hueso esta siendo contaminado al ser expuesto al medio ambiente, con la consecuente infección.
  • Fractura simple: Es cuando el hueso se rompe en un sitio produciendo solo dos fragmentos.
  • Fractura  múltiple:  Es  cuando  el  hueso  se  rompe  en  mas  de  un  lugar separándolo  en  mas de dos fragmentos (conminuta).

Semiología de la fractura:

1-   Sensibilidad:  Se manifiesta por un dolor agudo en la región de la fractura. Con una suave palpación se podrá localizar la lesión con mayor exactitud.

2- Impotencia funcional: El paciente usualmente protege la parte lesionada para evitar el dolor y no habrá movimiento alguno. Por ejemplo una persona que ha sufrido una lesión grave en la pierna y no puede caminar, debe ser considerada como que ha sufrido una fractura hasta que se compruebe lo contrario. Ahora bien , las fracturas no desplazadas suelen no ser muy dolorosas y el paciente tendrá cierta habilidad para mover el miembro lesionado tolerando el dolor.

3-   Movimiento falso: Un movimiento en un punto del miembro donde normalmente no debería ocurrir.

4-   Deformidad: El miembro puede estar en una posición anormal acortando, angulado o rotado hacia cualquier punto donde la articulación no existe. El miembro opuesto proveerá una imagen en espejo para hacer una comparación.

5-   Hinchazón y equimosis: Estos signos no son específicos de fracturas, se presentaran también en  otro tipo de  lesiones.  La hinchazón puede ser tan  severa que enmascare  la deformidad de la fractura.

6-   Crepitación: Es un sonido rechinante que se produce por los fragmentos de los huesos entre sí.

7-   Fragmentos expuestos: Es un claro signo de fractura abierta. El extremo de un hueso puede salir a través de la piel o puede ser visto en las profundidades de una herida.

8-   Perdida de la sensibilidad y de la función motora: Se invitara al paciente a mover los dedos, si el dolor ocurre, no persista en el examen. La posibilidad de que el paciente sienta un suave toque en los dedos de la mano o de los pies, distal al sitio de la fractura es una buena indicación de que el hueso se encuentra intacto.

Primeros auxilios

  • A menos que la vida del paciente esté en peligro, este no debe ser trasladado hasta que la fractura no esté inmovilizada.
  • El principal objetivo de la inmovilización es el de no transformar una fractura cerrada en expuesta.
  • Otros propósitos de la inmovilización son: evitar hemorragias y daños futuros en los músculos, la   medula,   los   nervios   y   vasos   sanguíneos.   Además   una   inmovilización   efectiva   alivia   el dolor del paciente.
  • Remueva la ropa que le impide hacer una correcta inspección del miembro lesionado, pero recuerde no hacer movimientos bruscos. Si es necesario, corte las prendas de vestir. Cubra todas las heridas con vendaje estéril, en especial los huesos expuestos, y controle la hemorragia antes de inmovilizar.
  • Asegúrese de inmovilizar la articulación superior e inferior a la fractura, acolchar todas las tablillas para prevenir la presión local. Durante la inmovilización, use las manos para minimizar el movimiento del miembro lesionado hasta que esté completamente inmovilizado. Controle el estado neurovascular distal a la fractura. (Pulso/Movilidad/Sensibilidad) Cuando tenga dudas Trate como si tuviera la certeza de la presencia de la fractura.

SENSIBILIDAD

Con sus dedos, estimule la  valore el grado de planta del pie y observe si sensibilidad en la mano hay o no reacción.

TRAUMATISMO A NIVEL ARTICULAR

En los traumatismos articulares, siempre existe la posibilidad de algún compromiso óseo que solo será descartado mediante estudios de rayos X. Por lo tanto, recuerde los signos y síntomas de fractura y ante cualquier duda, inmovilice y traslade.

Esguince, torcedura o distensión violenta de una articulación con ruptura o no de ligamentos y/o capsula articular.

Traumatismo Musculo Esqueletico fractura fisura desgarro esguince calambre

  • Tibia
  • Ligamento Medio
  • Peroné Ligamento Lateral
  • Ligamentos Extendidos
  • Estiramiento Anormal
  • ESGINCE

Primeros auxilios:

  • Elevar el miembro afectado para disminuir el edema.
  • Aplicar paños fríos para calmar el dolor y disminuir la inflamación.
  • Vendar la zona para disminuir el movimiento.

Luxación ó dislocación: Es la perdida del domicilio habitual del hueso cuando se rompen los ligamentos y la capsula articular. Generalmente existe impotencia funcional porque la articulación luxada se encuentra trabada.

Primeros auxilios:

  • Inmovilizar la articulación sin poner el hueso en su lugar
  • Inmovilizar los huesos que están sobre y debajo de la articulación luxada.
  • Colocar frío local para disminuir el dolor y la hinchazón.

NUNCA TRATE DE ACOMODAR UN HUESO

TRAUMATISMO A NIVEL MUSCULAR

Calambre: Contracción espasmódica, dolorosa y transitoria de un músculo o grupo de ellos, que llega a producir impotencia funcional.  Generalmente ocurre cuando uno realiza algún movimiento o actividad muscular sin el acostumbramiento del músculo.

Primeros auxilios:

  • Elongación, masajes.

Contractura: Es la contracción involuntaria duradera o permanente de un músculo o grupo de ellos. Primeros auxilios:

  • Se procederá a masajearlo igual que en los casos de calambres.

Desgarro: Es la ruptura de las fibras musculares, su gravedad va a estar relacionada con la cantidad de fibras que se encuentren rotas, pudiendo provocar impotencia funcional si es masivo. En algunos casos hasta puede seccionarse un tendón, provocando una deformidad importante. Cuando las fibras musculares son afectadas, se produce dolor, ocasionalmente hinchazón y equimosis en los tejidos blandos locales.

Primeros auxilios:

En los desgarros de relativa severidad, el reposo del músculo en cuestión permitirá la regeneración de las fibras musculares Suelen ser efectivos ios masajes con antinflamatorio local, aunque es conveniente la consulta profesional para evitar secuelas. En los desgarros graves, se deberá inmovilizar el miembro afectado y trasladar al paciente, ya que muchos desgarros requieren tratamiento quirúrgico.