Cientificos argentinos e investigadores cubanos desarrollaron  una vacuna  contra el cáncer de pulmón. Vaxira Racotumomab se utiliza en el tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) recurrentes o con estadios avanzados.





CimaVax EGF es el nombre de la vacuna que trabaja de forma efectiva en los cuerpos de las personas que padecen cáncer pulmonar. Este preparado análogo del EGF trabaja en el sistema inmunológico del organismo atacando las células que producen el EGF y de esta manera el tumor se reduce de forma considerable
Un grupo de investigadores argentinos de universidades, centros de salud desarrolló una vacuna contra el cáncer de pulmón, en colaboración con un laboratorio nacional y con científicos cubanos, en un trabajo que demandó 18 años.
Las instituciones argentinas son la Universidad Nacional de Quilmes, el Instituto de Oncología Roffo, el Hospital Garrahan, el Conicet y la Universidad de Buenos Aires, en colaboración con el Centro de Inmunología Molecular de La Habana (CIM) y el Laboratorio Elea.
En el mes de julio de 2014 el producto va a estar disponible en las farmacias bajo la marca “Vaxira”, elaborado por el laboratorio Elea.
Se trata de una vacuna con pocos efectos adversos. La náuseas, vómitos y caída de cabello producidos por la radioterapia y la quimioterapia no afectarán a los tratados. Además, se triplicó el número de pacientes que viven por lo menos dos años luego de su aplicación.

Eficacia clínica.

La eficacia clínica se comprobó en un estudio multicéntrico con pacientes que tienen la enfermedad en estado avanzado, donde se vio que la nueva vacuna es efectiva para controlar su desarrollo.
Gracias a ese proceso en el que las distintas etapas fueron aprobándose sucesivamente con éxito, en la República Argentina se aprobó esta vacuna terapéutica de cáncer de pulmón de células no pequeñas, siempre y cuando un médico la prescriba.
CimaVax- EGF es el nombre de la vacuna que trabaja de forma efectiva en los cuerpos de las personas que padecen cáncer pulmonar. Este preparado análogo del EGF trabaja en el sistema inmunológico del organismo atacando las células que producen el EGF y de esta manera el tumor se reduce de forma considerable.
La directora del proyecto en Cuba, Gisela Gonzáles, dijo a la prensa local que este fármaco ayuda a los pacientes a llevar de una forma más digna su enfermedad. Ofrece la posibilidad de convertir el cáncer avanzado en una enfermedad crónica controlable, en tanto genera anticuerpos contra las proteínas desencadenantes del descontrol en los procesos de proliferación celular.
Letalidad del 86 por ciento. En Argentina mueren nueve mil personas cada año como consecuencia del cáncer de pulmón, con una letalidad del 86 por ciento, es decir que de cada 100 enfermos, sólo 14 sobreviven. De acuerdo a la Sociedad Americana Contra El Cáncer prevén sólo en los Estados Unidos 228.190 nuevos casos de cáncer de pulmón para 2013 (118.080 hombres y 110.110 mujeres).
Según la Organización Mundial de la Salud, se calcula que cada año mueren 1.200.000 personas en el mundo por este flagelo.
El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante, y es la causa del 22 por ciento de las muertes mundiales por cáncer en general, y del 71 por ciento de las muertes mundiales por cáncer de pulmón.
Luego de muchos años de investigación y arduos trabajos, se pudo aprobar la primera vacuna terapéutica contra el cáncer pulmonar en la historia de la medicina. Esta vacuna sería el comienzo del fin del cáncer.
Además, los especialistas afirman que será el inicio para trabajar en la cura de otros cánceres.

Datos Especificos de la Vacuna:

Vaxira, es una vacuna terapéutica para el tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas. Contiene racotumomab adyuvado a hidróxido de aluminio.

Racotumomab es un anticuerpo monoclonal anti-idiotípico que al ser administrado induce en los pacientes una potente respuesta inmune específica contra gangliósidos glicolilados (NeuGcGM3) presentes en las células tumorales.

Vaxira incrementa la sobrevida de los pacientes de cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) recurrentes o en estadíos avanzados (IIIB/IV) en comparación con los pacientes tratados con la mejor terapia de soporte.

Vaxira es bien tolerada, su perfil de seguridad es aceptable, siendo los eventos adversos más frecuentes locales (en el sitio de administración), de intensidad leve y transitorios.

Los pacientes vacunados con Vaxira incluso después de la progresión de la enfermedad tienen mejora en su sobrevida.

Fórmula:

Cada frasco ampolla de VAXIRA contiene: AcM racotumomab 1,00 mg; hidróxido de aluminio Al(OH)3 5,00 mg; tris- (hidroximetil)-aminometano 12,14 mg; cloruro de sodio 3,40 mg; agua para inyectables c.s.p. 1,0 ml

Codigo ATC: L03AX

Acción terapéutica:

Inmunoterapia activa para el tratamiento del cáncer.

Indicaciones:

Tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) recurrentes o con estadios avanzados. Tratamiento de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) independientemente del estadío, que no sean susceptibles de recibir ninguna otra opción terapéutica onco-específica estándar (quimioterapia y/o radioterapia).

Características farmacológicas:

El racotumomab es un anticuerpo monoclonal anti-idiotipo murino de isotipo IG1 generado contra el AcM P3. El mismo reconoce al AcM P3 e inhibe específicamente la unión del mismo a gangliósidos N-glicolilados, en particular al gangliósido NeuGcGM3, que es un antígeno tumor específico. El gangliósido NeuGcGM3 se encuentra expresado en diferentes tipos de células tumorales como: pulmón, mama, melanoma, neuroblastoma, constituyendo un blanco idóneo para la inmunoterapia del cáncer. La inmunización de pacientes portadores de tumores de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) con la vacuna VAXIRA® induce en los pacientes la producción de anticuerpos Ab3 específicos de isotipo IgG y IgM contra el gangliósido NeuGcGM3, capaces de reconocer este antígeno y provocar el lisado de la superficie tumoral (anticuerpos con capacidad citotóxica). VAXIRA® también mostró inducir en los pacientes una respuesta de IFN-? específica contra el gangliósido NeuGcGM3. Racotumomab, en modelos experimentales murinos de carcinoma de pulmón, ha demostrado inducir actividad anti-metastásica la cual se ha asociado a un incremento de la apoptosis y un efecto anti-angiogénico tumoral.
VAXIRA  incrementa la supervivencia de los pacientes de cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) recurrentes o en estadios avanzados (estadios IIIB/IV) en comparación con los pacientes tratados con la mejor terapia de soporte. La respuesta al tratamiento se asocia con la repuesta inmune generada.
VAXIRA está compuesto por el anticuerpo murino antidiotipo racotumomab obtenido en fermentación mediante la tecnología de tanque agitado, adyuvado en el gel de hidróxido de alúminio. El hidróxido de aluminio es un adyuvante muy usado en formulaciones vacunales. El hidróxido de alúminio mejora la producción de anticuerpos, se comporta como “depot” en el sitio de inyección, desde el cual el antígeno se libera lentamente e induce la formación de granulomas que atraen células inmunocompetentes, tales como las células plasmáticas productoras de anticuerpos. El hidróxido de alúminio puede estimular directamente a los monocitos para producir citoquinas pro inflamatorias que puedan activar las células T y posiblemente estimular las respuestas de las células B.

Aumento de la sobrevida y buena tolerancia

Racotumomab se administra con una inyección intradérmica. Según la indicación aprobada por la autoridad regulatoria Argentina, ANMAT (especialidad medicinal autorizada bajo condiciones especiales N° 57.031), las primeras cinco dosis de inducción se aplican cada 14 días, y luego se da un refuerzo de mantenimiento cada 28 días. La aplicación es ambulatoria, sin necesidad de internación y los efectos secundarios más frecuentes descriptos se limitan a una reacción de leve a moderada en el lugar de la inyección, que desaparece entre las 24 y 48hs. Reacciones generales, tales como síntomas de gripe y escalofríos son menos frecuentes, reversibles y autolimitadas, muy leves en comparación a otras terapias oncoespecíficas, ya que no produce caída del cabello, náuseas ni vómitos.
La vacuna terapéutica mostró triplicar el porcentaje de pacientes que viven dos años después de su aplicación en ensayos clínicos controlados1, explicó Roberto Gómez, director médico de Elea. Estos resultados fueron presentados durante el congreso europeo especializado en cáncer, ESMO, realizado en Viena en 2012. El Dr. Gómez detalló que “esta nueva vacuna no previene el cáncer, sino que induce una respuesta inmune específica contra un blanco terapéutico involucrado en el desarrollo del tumor”. Además, agregó que la vacuna se comercializa en Argentina bajo el nombre de Vaxira y ya está disponible en el país. Los dos estudios más recientes realizados con el medicamento fueron presentados por el Dr. Gómez en la Reunión Anual de ASCO (The American Society of Clinical Oncology), el encuentro más importante a nivel mundial en oncología, que se realizó del 31 de mayo al 4 de junio en Chicago (EE.UU.).
El cáncer de pulmón es el que más muertes provoca a nivel mundial, con cerca de 1,38 millones de muertes al año. En Argentina, casi 9.000 personas mueren cada año como consecuencia del cáncer de pulmón, lo que representa una mortalidad del 86% de los afectados, según datos del Instituto Nacional del Cáncer. Y el 70% de los casos de cáncer de pulmón es del tipo de células no pequeñas para el que está indicado racotumomab. El impacto de la enfermedad y la relevancia de la investigación llevaron a que el Consorcio Público-Privado que llevó adelante el desarrollo de la nueva vacuna contara con el apoyo de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (MinCyT) y del Instituto Nacional del Cáncer (MinSal).
Es un orgullo que este descubrimiento se convierta luego de tantos años de investigación en un producto disponible para pacientes con escasas alternativas terapéuticas. Es importante destacar que lo hicimos con científicos del sistema público asociados con empresas argentinas. Nuestro sueño es convertir al cáncer en una enfermedad crónica, y este es un aporte en ese sentido. Queremos cambiar el paradigma en el tratamiento del cáncer, para que se pueda cronificar y controlar, articulando distinto tipos de terapias dirigidas, para que el paciente pueda tener una buena calidad de vida, aseguró el doctor Hugo Sigman, CEO de Grupo Insud y fundador del consorcio público-privado.
Por su parte la Dra. Silvia Gold, directora del Consorcio de Investigación, Desarrollo e Innovación, explicó que la vacuna es un producto absolutamente innovador. Se trata de una nueva clase terapéutica que además se dirige a un nuevo blanco. Hoy ofrece una alternativa a pacientes con cáncer de pulmón y tiene también un potencial a estudiar en otros tumores que presentan este blanco.

Un tratamiento innovador

Racotumomab cuenta con un innovador mecanismo de acción que induce una potente respuesta inmune específica contra antígenos glicolilados, como el NGcGM3, presentes únicamente en células tumorales. Este mecanismo hace que los efectos adversos sean menores. Tanto la identificación del blanco terapéutico como su mecanismo de acción constituyen un verdadero hallazgo científico.
Se identificaron antígenos que sólo están presentes en la células tumorales y son biológicamente relevantes en la progresión de un cáncer metastásico. Luego, se desarrolló un producto original que induce al cuerpo a reaccionar contra estos antígenos, y por ende, ataca y controla al residuo del tumor y sus metástasis. Este descubrimiento y su caracterización en tumores humanos fueron logros del consorcio, explicó el Dr. Daniel Alonso, director del Laboratorio de Oncología Molecular de la Universidad de Quilmes, investigador del Conicet y director científico del Consorcio de Investigación.
Parte muy importante del desarrollo de racotumomab se realizó en el Centro de Inmunología Molecular de La Habana (CIM). Nuestro laboratorio se focaliza en el desarrollo de terapias inmunológicas contra el cáncer. Sentimos una gran realización al ver el éxito de este desarrollo y el lanzamiento de racotumomab en Argentina. Este es el segundo producto en una eficiente colaboración con Elea, ya que el nimotuzomab (Cimaher) está en el mercado argentino hace siete años, indicado para el cáncer de cabeza y cuello, glioma y esófago, dijo el doctor Agustín Lage Dávila, director del CIM.

Fuentes: cubasi.cu  – elea.com – lacapital.com.ar